Sin categorizar

Vasos biodegradables, reciclables y reutilizables

¿Cómo podemos ofrecer vasos biodegradables, reciclables y reutilizables en Ecogots?

Nuestro compromiso se basa en crear vasos biodegradables reciclables que no dejen residuos plásticos en el medio ambiente. Así mismo, que sean vasos  asequibles y que ayuden a la sostenibilidad. 

Realizados con polímeros biodegradables, los vasos de Ecogots, se desintegran completamente a los 36 meses.  No dejan ningún residuo o micro plástico que pueda ser nocivo para el ecosistema.

Los técnicos del laboratorio analizan cada paso del proceso de diseño para crear un masterbach (mezcla concentrada de pigmentos o aditivos dispersados dentro de una resina) efectivo para cada en cada uno de los productos. 

Formulado como un masterbatch de aplicación directa a la resina plástica, compatible con todos los procesos de transformación habituales. 

La vida útil del plástico puede variar entre 6 meses y 2 años. Estos vasos 100% biodegradables son totalmente compatible con los procesos de reciclaje del plástico. 

¿Cómo funciona?

  • Aplicación inactiva:

Para poder dar la oportunidad a que el plástico pueda ser reciclado satisfactoriamente, y por otro lado mantener la vida útil del producto desde su transformación hasta el final de su vida útil. Nuestra formulación patentada permanecerá inactiva durante esta primera fase.

  • Transformación química:

En línea con el tiempo acordado, el masterbatch activará un proceso catalítico que se dirigirá a las regiones cristalinas dentro de las cadenas del polímero. Con el fin de romperlas rápidamente de manera efectiva.

  • La hora de la naturaleza:

Una vez reducidas drásticamente y efectivamente la longitud de las cadenas de carbono, la naturaleza podrá hacer el resto del trabajo a través de los cuatro agentes que intervienen en la descomposición de los materiales: luz, aire, humedad y microorganismos.

Como resultado, hemos obtenido una completa biodegradación del plástico.

  • Sin micro plásticos:

Nuestra tecnología demuestra científicamente a través de análisis rigurosos, que el resultado de la biodegradación no deja ningún rastro de micro plástico en el residuo final.

Dióxido de carbono, agua y biomasa es todo el rastro que dejará el plástico al final del proceso. En caso de que los vasos terminasen en el medio ambiente.